:: Nota de prensa de SEO/BirdLife. 28/08/2014 ::


Los ornitólogos de SEO/BirdLife han certificado una disminución de hasta el 40% de la población de cernícalo primilla desde 2005, tras los censos realizados por encargo del Gobierno de Extremadura. Estos preocupantes datos se suman a los del milano real, cuya población ha caído más del 70% en los últimos 20 años, encontrándose ya En Peligro de Extinción en esta comunidad autónoma.
 

Gracias al interés del Gobierno de Extremadura por actualizar sus datos ornitológicos y al apoyo que presta a los censos y seguimientos de aves que realiza SEO/BirdLife en la región, se están empezando a conocer tendencias muy preocupantes en algunas especies, que van a cambiar el mapa de las especies en peligro de Extremadura.

Mientras que gracias a los esfuerzos de conservación e inversiones en diversos programas han logrado detener la tendencia negativa de algunas de las especies extremeñas que tradicionalmente se encontraban En Peligro, como el águila imperial ibérica o la cigüeña negra, otras que se consideraban comunes o poco amenazadas están desapareciendo a un ritmo escalofriante.

Tendencia preocupante

Entre 1994 y 2004 Extremadura registró la peor tendencia de toda España durante el censo realizado de la población reproductora de milano real, con un declive del 64% de la población. Este año se ha repetido el censo y aún a la espera de cerrar los resultados definitivos, todo indica que en los últimos 10 años ha vuelto a perder un 50-60% de sus efectivos. De seguir con esta tendencia, el milano real podría extinguirse en Extremadura en los próximos 30 años.

Pero la última sorpresa la ha dado el cernícalo primilla, pequeño halcón habitual en nuestras ciudades y pueblos, donde anida en los tejados de edificios altos, con preferencia por los grandes palacios señoriales de los cascos históricos (como en Cáceres y Trujillo), las iglesias y los conventos. El censo del cernícalo primilla, realizado por encargo del Gobierno de Extremadura, ha registrado, con respecto al último realizado en 2005, un descenso de entre el 40% y el 46% de la población extremeña, lo que pone a la especie al borde de la categoría de En Peligro de Extinción.

Esta rapaz protegida y muy escasa en Europa constituye uno de los principales reclamos para el turismo ornitológico en ciudades tan emblemáticas como Cáceres y Trujillo, donde contaba con importantes poblaciones dentro de los cascos urbanos. El censo actual ha sido demoledor, puesto que la ciudad de Cáceres ha perdido prácticamente la mitad de su población de primillas, mientras que Trujillo ha mantenido en torno al 60% de su población.

Causas por determinar

Hacen falta estudios profundos para determinar las causas de este brusco descenso de la población de primillas en Extremadura, y también para determinar si está ocurriendo lo mismo en otras partes de España. Siendo una especie migratoria que pasa los inviernos en el África subsahariana, hay factores externos que también deben ser estudiados. En todo caso, para SEO/BirdLife parece evidente que es necesario tener en cuenta a esta especie en la gestión urbanística de las ciudades donde habita, especialmente en los edificios históricos que, en muchos casos, han sido dotados de nuevos tejados en los últimos años, con características que en la mayoría de los casos han impedido a las aves que anidaban en ellos volver a instalar sus colonias.

Finalmente, SEO/BirdLife también alerta sobre la situación del sisón común, un ave esteparia cada vez más escasa. En este caso no hay un censo nacional de referencia para comparar los datos anteriores, pero estudios realizados por ornitólogos de esta ONG, precisamente en Extremadura, registraron disminuciones superiores al 60%, lo que también supondría que se encuentra En Peligro de Extinción.

Para todas estas especies, SEO/BirdLife lanza una alerta de conservación en Extremadura y se pone a disposición del Gobierno autonómico en sus esfuerzos para establecer las causas de estas tendencias negativas e intentar diseñar los programas de actuación necesarios para evitar la desaparición de estas aves de nuestros campos. Para ello es necesario que el Ejecutivo extremeño se comprometa e elaborar y aprobar los planes de recuperación y de conservación de aquellas especies catalogadas como En Peligro de Extinción y Vulnerables, de manera que pueda frenarse esta alarmante situación.