:: Nota de prensa de Oceana. 7/11/2014 ::


Tan sólo un stock, de una de las 24 especies gestionadas, está en buen estado
Se han recomendado reducciones de capturas de hasta un 85% en stocks que registran sobrepesca

Oceana pide a los ministros de pesca de la Unión Europea, reunidos en consejo el día 10 en Bruselas, que sigan las recomendaciones científicas disponibles al decidir los límites de capturas de las especies de profundidad del Atlántico Nordeste para 2015 y 2015. Estas pesquerías tienen como objetivo un número reducido de especies gestionadas –la mayoría consideradas en situación de sobrepesca o en estado desconocido–, pero que enrealidad capturan muchas otras especies no comerciales de forma accidental. Por ello, Oceana solicita que, cuando se establezcan las oportunidades pesqueras, se siga estrictamente el asesoramiento científico, y se tenga en cuenta el impacto de la pesca sobre todas las especies afectadas.

“Con tan sólo un stock, de una de las 24 especies gestionadas, en condiciones aceptables, y teniendo en cuenta los daños causados a especies no comerciales, corales vulnerables y esponjas, salta a la vista que la gestión de la pesca de profundidad de la UE ha sido más que inadecuada”, afirma Lasse Gustavsson, director ejecutivo de Oceana en Europa. “Esta preocupante situación debe cambiar definitivamente tras el compromiso de sostenibilidad de la nueva Política Pesquera Común. Es obvio que hay que empezar estableciendo los límites de capturas con criterios científicos”.

Con el fin de mejorar la sostenibilidad de estas pesquerías, los científicos han recomendado reducciones de capturas de entre el 5% y el 85% para la mayoría de las especies gestionadas, e incluso vedas para dos stocks de granadero y besugo. Solo en el caso de la brótola de fango, han recomendado un moderado aumento del 10% en las capturas. Sin embargo, Oceana considera que no debería adoptarse este incremento y que harían falta reduccioens incluso mayores para ciertos stocks de sable negro y granadero, dado que el extendido uso del arrastre de fondo en estas pesquerías causa elevados daños a los ecosistemas de profundidad.

Para el relog anaranjado y los tiburones de profundidad, el grupo más vulnerable de las especies gestionadas, los científicos han recomendado que siga cerrada su pesca por temor al agotamiento del recurso. Oceana subraya la importancia de mantener la veda y la necesidad de aumentar la protección de los tiburones de profundidad del Atlántico Nordeste.

“A causa de su biología, la mayoría de las especies y hábitats de profundidad no soportan una presión pesquera elevada. Hacemos un llamamiento al Consejo de ministros de pesca a seguir estrictamente las recomendaciones científicas sobre las especies objetivo y a tener en cuenta el impacto asociado sobre el ecosistema cuando se establezcan los límites de captura”, concluye Javier López, científico marino de Oceana. “Aunque las especies no objetivo y los ecosistemas profundos puedan resultar algo remoto, el Consejo está obligado a asegurar que estas pesquerías se desarrollan con responsabilidad”.

Más información:
Recomendaciones de Oceana para la pesca de profundidad en 2015-2016 (en inglés):
http://oceana.org/sites/default/files/euo/oceana_fo_ds_2015.pdf
Pesquerías de profundidad en el Atlántico Nordeste:
http://oceana.org/es/eu/que-hacemos/pesca-sostenible/la-ue-y-la-pesca/pesquerias-de-profundidad-en-el-atlantico-nordeste/vision-general