- Los ciudadanos de Extremadura reciclaron 25.227 toneladas de envases en 2012. Cada ciudadano depositó una media de 10,1 kilos de envases en el contenedor amarillo y 10,8 kilos de cartón y papel en el contenedor azul.

- Los extremeños recogieron en 2012 un total de 39.240 kilos de pilas y baterías usadas, el equivalente al 30% de las vendidas ese año en la región.

Los datos aportados recientemente por Ecoembes y Ecopilas en Extremadura son realmente satisfactorios. Según el último Informe de Resultados (2012) de Ecoembes, la organización sin ánimo de lucro que coordina la recuperación y el reciclaje de los envases de plástico, latas y briks, así como los envases de cartón y papel, los extremeños reciclaron durante 2012 un total de 25.227 toneladas de envases a través de los 15.703 contenedores que tienen a su disposición las 24 horas del día, los 365 días al año. Por otro lado, Extremadura supera el objetivo obligatorio de recogida del 25% anual de pilas que establece para España el Real Decreto 106/2008 de pilas y acumuladores y la gestión ambien­tal de sus residuos.

Estos resultados han sido posibles gracias a la implicación de las administraciones públicas de Extremadura, así como de sus ciudadanos que cada vez están más comprometidos con el cuidado del medio ambiente a través del reciclaje de los residuos y de pilas al finalizar su vida útil, y al aumento de los puntos de recogida distribuidos por toda la comunidad para depositar estos residuos.

Los extremeños, cada vez más concienciados con el reciclaje

El último estudio de hábitos y actitudes de la población española respecto a la separación y la recogida selectiva de residuos realizado en 2012 por Ecoembes, indica que el 63% de los extremeños afirma separar todos o casi todos sus residuos a diario. También se destaca en el mismo que el 92% considera el reciclaje y la separación de residuos actos muy o bastantes importante para el cuidado del medioambiente. Durante 2012, cada extremeño aportó una media de 10,1 kilos de envases ligeros en el contenedor amarillo y 10,8 kilos por habitante de envases de cartón y papel en el de color azul.

Antonio Barrón, director de Comunicación Corporativa y Marketing de Ecoembes, ha querido invitar a los ciudadanos a seguir participando activamente en este sistema, que contribuye a la protección de nuestro entorno, recordando que “con un sencillo gesto, el de la separación, se evita que los envases acaben en un vertedero, logrando reducir el consumo de energía y la emisión de gases de efecto invernadero. Además, se aprovechan estos envases como materia prima de nuevos productos útiles para los ciudadanos”.

Por su parte, Ecopilas ha desplegado una red de 391 puntos de recogida repartidos por toda la comunidad autónoma de Extremadura para facilitar la contribución de los ciudadanos a esta labor.

El director general de Medio Ambiente, Enrique Julián Fuentes, y el presidente de la fundación medioambiental Ecopilas, José Pérez, han puesto de manifiesto la mayor sensibilización de los ciudadanos extremeños sobre la importancia de su contribución al reciclaje. Ambas partes impulsan la recogida selectiva de pilas en la región.

Según Enrique Julián Fuentes, la mala recogida de este tipo de productos “provoca un alto impacto en el medio ambiente” producido principalmente por los lixiviados de pilas y baterías que se depositan en la basura convencional y que terminan en vertederos abiertos o sellados.

Para hacerse una idea de la contaminación que producen las pilas y baterías, ha manifestado, “está demostrado que el tiempo de biodegradación de las mismas es superior a mil años, ya que poseen elementos altamente contaminantes como el mercurio, cromo o zinc, que no se degradan con facilidad”.

Por eso, recomienda encarecidamente la entrega en puntos especializados de recogida de estos productos contaminantes.

Por su parte, José Pérez ha destacado que “este resultado tan satisfactorio es consecuencia de la excelente respuesta de los extremeños, cada vez más concienciados de su responsabilidad en la preservación de nuestro entorno, la buena dirección de la política medioambiental desarrollada por sus instituciones y el eficaz modelo de recogida y gestión de residuos de los Sistemas Integrados de Gestión (SIG) que cooperamos con ellas”.

Cultura del reciclaje

Además de coordinar la recogida de las pilas usadas en Extremadura, Ecopilas contribuye a la financiación y la puesta en marcha de campañas de sensibilización que promuevan la participación de los extremeños en el correcto reciclaje de esta clase de residuos.

A este respecto, cabe destacar la iniciativa de educación medioambiental Escuela Móvil de Reciclaje, promovida por Ecopilas en colaboración con otros SIG, con el objetivo de educar en la importancia de la recogida selectiva y el reciclado de los aparatos eléctricos, las pilas y las bombillas usadas. Fue visitada por más de 4.000 alumnos de 5º y 6º de Primaria y 1º y 2º de ESO a su paso por Extremadura durante el curso 2011-2012.

Asimismo, en su calidad de patrocinador del Premio de la Regularidad de la Vuelta a España 2013, Ecopilas aprovechará el fin de etapa de la ronda ciclista en Cáceres el próximo 29 de agosto para difundir los beneficios medioambientales del correcto tratamiento de las pilas usadas.

Datos a nivel nacional

El resultado alcanzado en Extremadura confirma la tendencia registrada en el ámbito nacional, en el que el total de pilas y baterías usadas retiradas por Ecopilas asciende a 3.007 toneladas, el equivalente al 36% de las puestas a la venta por los fabricantes el año pasado en toda España –frente al 34% registrado en 2011-.

La Fundación Ecopilas, que cuenta con 604 empresas adheridas, representa el 70% del mercado de pilas portátiles y más del 25% de las pilas industriales que se comercializan en España, según datos del Registro Nacional de Productores de Pilas y Acumuladores gestionado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Por su parte, Ecoembes señala que en 2012 se ha conseguido reciclar el 70,3% de los envases domésticos, dos puntos por encima de 2011, lo que significa que 7 de cada 10 envases que se ponen en el mercado se están reciclando.

Cabe destacar que este aumento del reciclaje en la sociedad española es más meritorio si se tiene en cuenta que la disminución del consumo ha provocado un descenso en los residuos que generamos. Esto no ha impedido que los ciudadanos reciclen un porcentaje cada vez mayor de residuos, hasta llegar a un total de 12,8 toneladas de envases en los últimos 15 años, lo que equivale a 960 estadios de fútbol repletos de envases domésticos, evitando la emisión a la atmósfera de 12,6 toneladas de CO2.