:: Nota de prensa del CSIC. 26/12/2013 ::



Un estudio liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) aporta nuevos datos sobre la etapa final del ensamblaje de los adenovirus, un proceso denominado maduración, clave para que estos virus sean viables. El estudio, publicado en la revista Journal of Virology, describe cómo la proteína L1 52/55k hace de puente entre las proteínas de la cápsida del virus con el genoma, un paso que facilita la unión de sus componentes durante el ensamblaje. Cuando esta unión ya se ha realizado, esta proteína ya no es necesaria y debe eliminarse para que el ensamblaje se complete con éxito.

La cápsida es la cápsula que envuelve y protege el genoma del virus para que pueda propagarse y producir nuevos virus. En adenovirus, es bastante compleja, porque se compone de más de diez tipos diferentes de proteínas, que tienen que producirse y ensamblarse de una forma muy bien coordinada para dar lugar a virus viables. Si el ensamblaje no es correcto, el virus no puede propagarse.

Durante la última etapa del ensamblaje de adenovirus, se requiere, para que sea infectivo, que una proteasa producida por él realice cortes en numerosas proteínas de la partícula viral. Una de estas proteínas es L1 52/55k, necesaria para que el genoma entre en la cápsida; después desaparece y no forma parte del virus infectivo.

La investigadora del CSIC Carmen San Martín, del Centro Nacional de Biotecnología, explica: “Se sospechaba que L1 52/55k era una de las proteínas cortadas por la proteasa viral, pero, tras incubar el virus inmaduro con la proteasa, hemos observado que no sólo se corta en dos fragmentos, sino en fragmentos más pequeños. Además, hemos observado que la proteína en su longitud completa hace de puente que conecta las proteínas de la cápsida del virus con el genoma, con lo cual está ayudando a unir los componentes del virus durante las etapas iniciales del ensamblaje”.

El estudio podría abrir la puerta al diseño de posibles medicinas para el tratamiento de enfermedades producidas por adenovirus y al de nuevos virus que puedan servir como herramientas terapéuticas. Los adenovirus (Adenoviridae) son una familia de virus que infectan tanto humanos como animales. En condiciones normales, pueden producir síntomas similares a los de un catarro leve y, en el caso de pacientes inmunodeprimidos, las consecuencias pueden ser más graves.

“Existe un amplio campo de investigación sobre el posible uso de adenovirus como vector terapéutico, de forma que la capacidad de infectar del virus se traduzca en un beneficio para el paciente. Por ejemplo, se experimenta con la posibilidad de modificar el virus de forma que sólo destruya a las células de los tumores, y no a las células sanas”, agrega la investigadora del CSIC.

Referencia bibiográfica:
Ana J. Pérez-Berná, Walter F. Mangel, William J. McGrath, Vito Graziano, Jane Flint, Carmen San Martín. Processing of the L1 52/55k protein by the adenovirus protease: a new substrate and new insights into virion maturation. Journal of virology. DOI: 10.1128/JVI.02884-13.