:: Nota de prensa de la Universidad de Alcalá. 02/04/2014 ::


 Investigadores del Grupo de Ecología y Restauración Forestal de la Universidad de Alcalá han dirigido un estudio que demuestra que la diversidad biológica incrementa el potencial de almacenamiento de carbono y la productividad de los bosques españoles.

La investigación, realizada en colaboración con el INIA, el CSIC, la Universidad de Quebec y el Instituto Max Planck alemán, analiza para diferentes tipos de bosques en España el papel de la diversidad funcional como promotor de la productividad forestal y de la captación de carbono. El estudio, publicado en la revista Global Ecology & Biogeography, desacredita la idea convencional de que los monocultivos son más productivos que un bosque diverso, y corrobora que la diversidad tiene un efecto determinante sobre la captación de carbono y sobre la productividad. De hecho, el almacenamiento de carbono y la productividad arbórea aumentan un 32% y un 21%, respectivamente, de bosques monoespecíficos a funcionalmente mixtos.

En esta investigación se han integrado observaciones procedentes de varias fuentes y más de 50.000 parcelas de inventarios forestales, abarcando una gran variedad de bosques españoles: desde templados atlánticos hasta esclerófilos mediterráneos.

Paloma Ruiz Benito, co-autora del artículo, explica que la pérdida de biodiversidad puede influir de manera importante sobre el funcionamiento de los ecosistemas a través de dos mecanismos. El primer mecanismo es el de complementariedad, que se basa en que en los bosques más diversos las diferentes especies pueden dar lugar a un mayor uso de recursos gracias a procesos de repartición de nichos, es decir, especies competidoras utilizan los recursos de forma complementaria.

El segundo mecanismo es la selección, y se fundamenta en el hecho de que algunas de las especies más abundantes son las que controlan algunas funciones del sistema, como la captación de carbono, y cuanto más diverso sea un sistema mayor será la probabilidad de incluir estas especies.

Este trabajo forma parte del proyecto FunDivEUROPE financiado por la Comisión Europea, en el que participan 15 países. El objetivo es cuantificar los efectos de la biodiversidad en las funciones y servicios de los principales tipos de bosques en Europa; desde recursos como la madera o el corcho a servicios ambientales como la regulación del ciclo hidrológico o la captación de carbono. “Este conocimiento es clave para diseñar las estrategias de conservación y gestión de los bosques europeos en el siglo XXI”, asegura Miguel Ángel de Zavala, coordinador del Grupo de Ecología y Restauración Forestal de la UAH y responsable de FunDivEUROPE en esta universidad.

Por su parte, Paloma Ruiz Benito, doctorada recientemente en la Universidad de Alcalá, trabaja en la actualidad en la Universidad de Stirling (Reino Unido) en un proyecto que trata de establecer a nivel mundial la capacidad de recuperación de los bosques a sequías extremas, un fenómeno cada vez más habitual debido al cambio climático.

Referencia bibliográfica:
Ruiz-Benito P, Gómez-Aparicio L, Paquette A, Messier C, Kattge J, Zavala MA (2014) Diversity increases carbon storage and tree productivity in Spanish forests. Global Ecology and Biogeography 23: 311-322.