:: Artículo de DivulgaUNED (http://www.divulgauned.es). 12/05/2014. Publicado bajo Licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported ::


 
Un equipo de investigadores hispano-luso del que forma parte la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) ha identificado nuevos restos óseos de un ejemplar de dinosaurio Ceratosaurus en Portugal. Los primeros fósiles de este animal carnívoro -que pudo llegar a pesar hasta media tonelada- habían sido descritos hace catorce años. La suma de todos los huesos convierte al ejemplar en el Ceratosaurus más completo de la península ibérica y de fuera de Norteamérica. Además, su identificación da pistas sobre cómo evolucionó la especie con la apertura del Atlántico Norte.


Dos instituciones portuguesas albergaban, sin saberlo, un mismo esqueleto de dinosaurio carnívoro Ceratosaurus, el más completo de su especie de toda la península. En el año 2000 los investigadores del Museo de Lourinhã (Portugal) identificaron un conjunto de restos fósiles como parte de un ceratosaurio que habían localizado en la región de Torres Vedras (Portugal). En esa misma localidad, concretamente, en una zona litoral conocida como Playa Valmitão, un coleccionista particular recogía, ignorándolo, parte de ese mismo esqueleto.

El aficionado donó los restos al Ayuntamiento de Torres Vedras y acaban de ser identificados como parte de una pata del mismo esqueleto depositado en el museo portugués, ambos pertenecientes al carnívoro Ceratosaurus.

“El conjunto constituye el registro más completo de un ceratosaurio en la península ibérica”, asegura Francisco Ortega, uno de los autores del estudio e investigador del Grupo de Biología Evolutiva de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Además, la suma de todos los fósiles, que datan del Jurásico Superior –hace unos 140 millones de años–, representa el registro más completo del género fuera de América del Norte.

Los resultados de la investigación, publicada en la revista Historical Biology, muestran las diferencias que existen entre los ejemplares portugueses y las formas norteamericanas de Ceratosaurus, como por ejemplo la fusión de los huesos de la tibia y el tobillo.

Ceratosaurus fue un carnívoro bípedo, bastante primitivo en la historia evolutiva de los dinosaurios terópodos. Los ejemplares adultos podían alcanzar hasta seis metros de longitud y pesar cerca de media tonelada. “Su abundancia en el registro norteamericano ha hecho que este terópodo, provisto de un pequeño cuerno en la parte anterior del rostro, sea uno de los dinosaurios más populares para el público”, destaca Ortega.

 

Silueta del ‘Ceratosaurus’ a escala e imagen del fémur y la tibia del ejemplar portugués / GBE-UNED.

El salto evolutivo en el Atlántico Norte

El trabajo da pistas sobre cómo hace más de 150 millones de años la apertura del Atlántico Norte marcó la evolución de esa especie, al diferenciarse y extenderse un mismo ejemplar jurásico en lo que hoy son dos continentes con miles de kilómetros de distancia.

“El estudio proporciona nuevas pruebas de que la distribución de Ceratosaurus incluía no solo el territorio que corresponde actualmente a América del Norte sino también Europa”, subraya Elisabete Malafaia, miembro de la Sociedad de Historia Natural de Torres Vedras y autora principal del trabajo.

En este sentido, en las últimas décadas se viene reconociendo una gran semejanza entre determinados grupos de dinosaurios del Jurásico Superior del oeste norteamericano –la Formación Morrison que se extiende por Colorado y Utah– y los dinosaurios de la península ibérica, en especial, los de la cuenca lusitánica portuguesa.

En la investigación, además del Grupo de Biología de Evolutiva de la UNED, han participado científicos de instituciones portuguesas como el Laboratorio de Paleontología de la Sociedad de Historia Natural de Torres Vedras, la facultad de Ciencias de la Universidad de Lisboa y el Museo Nacional de Historia Natural y de Ciencia.

Referencia bibliográfica:
Elisabete Malafaia, Francisco Ortega, Fernando Escaso y Bruno Silva. “New evidence of Ceratosaurus (Dinosauria: Theropoda) from the Late Jurassic of the Lusitanian Basin, Portugal”, Historical Biology, 2014. DOI: 10.1080/08912963.2014.915820.