Se trata de un marco general y de consenso para orientar a todos los actores involucrados en su conservación
Se refiere a todos los grupos florísticos (líquenes, briófitos, plantas vasculares…) incluidos los hábitats y ecosistemas de los que forman parte

La Conferencia Sectorial de Medio Ambiente ha dado luz verde a la Estrategia Española de Conservación Vegetal, una iniciativa que define un marco general y de consenso para orientar a todos los actores implicados en la conservación de la diversidad vegetal silvestre de España.

La Conferencia Sectorial, celebrada hoy en la sede del Ministerio, ha estado presidida por la titular de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, acompañada por el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, y ha contado con la representación de los consejeros autonómicos del ramo.  

La adopción de la Estrategia Española de Conservación Vegetal deriva del compromiso de España con la “Estrategia mundial de conservación de especies vegetales”, como Parte del Convenio de Naciones Unidas sobre Diversidad Biológica.

Entre julio de 2012 y diciembre de 2013, se ha trabajado intensamente en la preparación de esta Estrategia, con la participación activa de las comunidades autónomas, a través de la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, y de los sectores más interesados.

Primera planificación estratégica

Es un punto de partida y de encuentro para todos los actores implicados en la conservación de la diversidad vegetal silvestre en España y representa la primera experiencia de planificación estratégica en esta materia.

Su vocación es generalista e inspiradora de iniciativas y constituye un importante punto de encuentro para todos los actores implicados en la conservación de la diversidad vegetal silvestre.

Con la aprobación de esta Estrategia, se da respuesta al compromiso de España con el Convenio sobre Diversidad Biológica, con un instrumento coherente, equilibrado y de consenso, cuyo alcance y estructura permiten una gran flexibilidad en su aplicación.