:: Nota de prensa del CSIC. 17/06/2014 ::


La secretaria de Estado de Investigación Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, ha inaugurado en Santander el nuevo Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria, centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad de Cantabria y el Gobierno de Cantabria, a través de la Sociedad para el Desarrollo Regional de Cantabria.

En el acto de inauguración también han estado presentes el presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, el rector de la Universidad de Cantabria, José Carlos Gómez, y el director del Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria, Javier León.

Lora-Tamayo destaca la importancia de este centro: “El Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria realiza ya investigación de excelencia en biomedicina. Sus investigadores, además, trabajan para potenciar áreas productivas relacionadas con la salud mediante un alto nivel de transferencia de tecnología. Todo ello convierte a este centro en una combinación equilibrada entre investigación pública y transferencia de conocimiento y tecnología a la sociedad a través de la empresa privada”.

Este centro, con una superficie de 6.000 metros cuadrados distribuidos en cinco plantas, cuenta con 23 laboratorios para grupos de investigación, un animalario libre de patógenos, un servicio de secuenciación masiva, microscopía avanzada y una unidad de diagnóstico y evaluación biológica, entre otras dotaciones. Además, para promover la transferencia de tecnología, se ha creado una zona mixta en la que los grupos de investigación trabajan en colaboración con empresas de base tecnológica.

Trabajo dirigido a la investigación de la salud

En trabajo que se realiza en este centro se encuentra dividido entre dos líneas de investigación principales: Microbiología y Señalización celular. El departamento de Microbiología y Genómica se centra en el estudio de motores moleculares, intergenómica, brucelosis, ingeniería de proteínas y genómica y bioinformática, entre otros aspectos.

Por su parte, el departamento de Señalización Celular y Molecular investiga procesos moleculares asociados al cáncer, farmacología, enfermedades inflamatorias crónicas y autoinmunes, así como la regulación de la expresión de los genes durante el desarrollo, entre otros campos.