EuropaPress. 29/04/2013

Considera que, de 18 recomendaciones, sólo se ha avanzado lo suficiente en elaborar planes de protección del Espacio Natural.

La asociación ecologista WWF ha solicitado que el espacio natural de Doñana (Huelva) se mantenga en el Registro de Montreux de Humedales en Peligro, de la Convención Ramsar, y que se vuelva a analizar la necesidad de incluirlo en la Lista del Patrimonio de la Humanidad en Peligro de la Unesco, todo ello al considerar que no se han resuelto las "amenazas" detectadas por estos dos organismos durante su visita a este entorno en el año 2011.


Según ha explicado el técnico en Doñana de WWF España, Juan José Carmona, el colectivo considera que la administración ha "incumplido" las recomendaciones realizadas por estas entidades, que visitaron Doñana a raíz de quejas de colectivos conservacionistas vinculados a este enclave natural.
"Ya en aquel momento se decía que aunque el bien no estaba en grave peligro, había cuestiones que sí podían hacerlo peligrar", ha recordado Carmona, que ha apuntado a varias cuestiones resaltadas en su momento, como que la construcción del oleoducto --que "cuenta con una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) negativa pero sin que aún se haya resuelto su futuro"-- no se realizara o se hiciera de tal forma que no afectase negativamente al entorno; que no se llevara a cabo el dragado del Guadalquivir, iniciativa cuyo proyecto el Puerto de Sevilla ya ha finalizado y pretende licitar tras el verano; o que el Plan de la Fresa de la corona forestal estuviera acordado y puesto en marcha para 2012, pese a lo cual "llevamos cinco años de retraso".
Además, hubo otra serie de ideas que se plasmaron, en su globalidad, en un documento con 18 recomendaciones, de cuyo estado de ejecución Junta y Gobierno central debían realizar en 2013 un informe de seguimiento. En este sentido, WWF ha realizado su propio informe y las conclusiones "no pueden ser más desalentadoras".
   La asociación ecologista apunta directamente a la "falta de acción" y la "descoordinación" puesta de manifiesto entre la administración regional y la estatal, que "ponen en riesgo la conservación de Doñana". Consideran que de todos los parámetros establecidos únicamente se ha avanzado de forma suficiente en la elaboración de los Planes de Protección del Espacio Natural.
Se habrían producido algunos progresos, pero aún insuficientes, en la labor de impedir los impactos del oleoducto, la aplicación de las medidas correctoras del proyecto de circunvalación del Rocío y la no realización del desdoble de la carretera Almonte-Matalascañas, la mejora de la situación de la población del lince ibérico, la implementación de todos los planes de gestión y prevención de riesgos, el establecimiento de un Área Marina Protegida, la ampliación del Espacio Natural y otras figuras, uso público y cambio climático.
Por último, considera WWF que los avances son "insignificantes" o se están llevando a cabo acciones contrarias a las recomendaciones en las labores para evitar impactos de la minería, finalizar el Plan Especial de Ordenación de las Zonas de Regadío del Norte de la corona forestal, la reducción de impactos de la agricultura y el fomento de la agricultura ecológica, la recuperación del estuario y no realización del dragado, finalizar el proyecto Doñana 2005, mejorar la conectividad de los ecosistemas a través de corredores biológicos, la difusión de los valores del espacio como Patrimonio de la Humanidad, la participación pública en el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) o el II Plan de Desarrollo Sostenible.
Por todo ello, el colectivo exige a las autoridades la recuperación del estuario del Guadalquivir y el abandono "definitivo" del proyecto de profundización del dragado, la aprobación del Plan de la Fresa con criterios de sostenibilidad, la gestión de la calidad y la cantidad de los recursos hídricos, la denegación de las autorizaciones administrativas por parte del Ministerio de Industria a los proyectos del oleoducto y de almacenamiento de gas en Doñana o la creación de un área marina protegida en la zona marina que incluya un plan de recuperación de los hábitats marinos y costeros.